¿Qué implica una consulta médica en línea?

Las consultas médicas online son cada vez más habituales en la actualidad. Brindan la oportunidad de gestionar la agenda de pacientes de forma eficaz y de ahorrar tiempo. Una clínica puede ofrecer consultas médicas en línea empleando tecnologías digitales sencillas y fáciles de usar. 

Vivimos en la era digital, por lo que es fundamental que las clínicas empiecen a utilizar las soluciones de software de citas médicas adecuadas para la gestión online de su negocio.

¿Qué es una consulta médica realizada en línea? 

Se trata de citas médicas programadas por teléfono o por Internet. Para ello se emplean herramientas como el teléfono, el chat, el correo electrónico o la videoconferencia. 

Además de concertar una cita con el médico, las consultas médicas en línea ayudan a mantener el seguimiento de la salud del paciente sin la necesidad de que éste tenga que trasladarse constantemente a un consultorio clínico.

¿Cómo agendar una cita médica online si eres médico? 

Hacer una consulta médica online es un proceso bastante sencillo. Las clínicas son libres de establecer sus propios procedimientos para programar las citas médicas. 

Por ejemplo: 

  • En las clínicas, los usuarios pueden pedir fácilmente una cita médica online.
  • Toda la información de la cita médica queda registrada en el calendario del médico correspondiente.
  • Planifique cualquier acción adicional que vaya a realizar con ese paciente, como el envío de un recordatorio por SMS
  • Acuerde una cita en línea utilizando las herramientas telemáticas que proporciona a sus pacientes. 
  • Hacer un diagnóstico preliminar de una condición médica en línea (sólo si es posible), o solicitar las pruebas de laboratorio necesarias. 
  • Atender al paciente en línea, por ejemplo, concertando más citas a partir de la actual.

Tipos de citas médicas en línea

Por supuesto, no todas las visitas al médico pueden programarse en línea. A menudo será necesario que el paciente esté presente, sobre todo si hay que realizar ciertas tareas. Sin embargo, las consultas médicas virtuales suelen ser más que adecuadas para tareas que requieren asesoramiento médico o la redacción de una receta basada en los síntomas descritos por el paciente. 

La atención médica virtual puede clasificarse en varias categorías:

Teléfono: Cuando la consulta médica se realiza mediante una llamada telefónica.

Videoconferencia: es una interacción entre el paciente y el médico a través de una conversación por videollamada. 

Chat: Algunas clínicas ofrecen una función de chat para que los pacientes puedan comunicarse con los médicos más rápidamente. 

Correo electrónico: Se trata de un asesoramiento o consulta que se realiza por correo electrónico, cuando toda la comunicación se realiza por escrito.


¿Cuáles son las ventajas de la telemedicina?

La telemedicina es cada vez más habitual en el ámbito médico a medida que se desarrollan las nuevas tecnologías. Al programar citas médicas virtuales que no requieren la presencia del médico en persona, las clínicas pueden aprovechar al máximo su tiempo y aliviar la carga de sus agitadas agendas. 


Entre las principales ventajas del médico virtual destacan las siguientes:

Consulta inicial sin costo

Con frecuencia, el paciente sólo tiene que elegir la clínica con la que desea tratar. Prefiere programar una reunión por videoconferencia y una cita online para ello. De este modo, las clínicas pueden empezar a utilizar un método de marketing que ahorra tiempo. Se trata de la consulta inicial gratuita que los pacientes suelen recibir de muchas clínicas de diferentes especialidades.

Menores costos en el diagnóstico médico en línea 

Las consultas en línea de SuperDoc, por ejemplo, ayudan a los pacientes a evitar los costos de desplazamiento y a acelerar el proceso de diagnóstico. La mejor opción suele ser una consulta médica en línea. Obtener un diagnóstico médico online es una excelente ventaja, ya que se puede actuar más rápido que si el paciente tuviera que esperar a un espacio en la agenda. 

Reducir la duración de la lista de espera 

Otro claro beneficio de las citas médicas online es la mejora de la organización y la optimización de la agenda. Las citas presenciales o tradicionales suelen ser menos efectivas, ya que las necesidades del paciente a menudo pueden satisfacerse más rápidamente por teléfono.

Ahorro de tiempo y aumento de la productividad 

Se puede extrapolar el aumento de la productividad de los médicos y el considerable ahorro de tiempo que suponen las consultas médicas en línea, tanto para los pacientes como para los médicos y los empleados administrativos. 

La programación de citas médicas en línea permite automatizar una serie de tareas antes laboriosas. Del mismo modo, mejora la programación de las citas y a descongestionar las salas de espera. 

Reducción de costos 

Cabe destacar que también se pueden reducir significativamente los costos si algunas citas se gestionan únicamente en línea. Por ejemplo, se puede reducir el costo de impresión de papel si combina una cita médica en línea con un diagnóstico y una receta electrónica.


¿Qué es el EPOC y cuáles son sus síntomas?

Una afección pulmonar inflamatoria crónica conocida como enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) impide el flujo de aire de los pulmones. Los síntomas son falta de aire, tos, producción de mucosidad (esputo) y sibilancias. La causa habitual es la exposición prolongada a gases o partículas irritantes, con mayor frecuencia procedentes del humo de los cigarrillos. Además de las enfermedades cardíacas y el cáncer de pulmón, las personas con enfermedad pulmonar obstructiva crónica son más propensas a contraer otras enfermedades. 


Las dos afecciones más típicas que causan la enfermedad pulmonar obstructiva crónica son el enfisema y la bronquitis crónica. Estas dos dolencias coexisten con frecuencia, y la gravedad de cada una de ellas varía de una persona a otra con enfermedad pulmonar obstructiva crónica.

El revestimiento de los bronquios, que transportan el aire hacia y desde los alvéolos de los pulmones, se inflama en la bronquitis crónica. La tos diaria y la producción de mucosidad son sus principales características. 

El enfisema es una enfermedad en la que los alvéolos de los pulmones situados en los extremos de las vías respiratorias más pequeñas (bronquiolos) están dañados como consecuencia de la peligrosa exposición al humo del tabaco y a otras sustancias químicas y partículas irritantes. 

La enfermedad pulmonar obstructiva crónica puede tratarse aunque es una enfermedad progresiva que empeora con el tiempo. La mayoría de las personas con enfermedad pulmonar obstructiva crónica pueden lograr un buen control de los síntomas y una buena calidad de vida con una terapia eficaz, y también pueden reducir el riesgo de desarrollar otras enfermedades relacionadas.


Síntomas 

Los síntomas de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica suelen deteriorarse con el tiempo, especialmente si el consumo de tabaco persiste, y no suelen manifestarse hasta que se han producido daños pulmonares graves. 

Los siguientes son algunos signos y síntomas de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica: 

  • Dificultad para respirar, especialmente cuando se realiza un ejercicio extenuante. 
  • Sibilancias.
  • Constricción del pecho.
  • Tos persistente que puede expulsar una mucosidad clara, blanca, amarilla o verdosa.
  • Enfermedades respiratorias comunes.
  • Falta de energía.
  • Pérdida de peso involuntaria (en etapas posteriores).
  • Embolias en las piernas, los pies o los tobillos.

Las exacerbaciones son habituales en las personas con enfermedad pulmonar obstructiva crónica. Durante estos episodios, los síntomas del paciente se agravan con respecto a la variabilidad diaria y duran al menos unos días. 

¿Cuándo visitar al médico?

Si descubre signos de infección, como fiebre o un cambio en el esputo, o si sus síntomas no mejoran después del tratamiento. 

Si tiene problemas para respirar, nota que los labios o el lecho de las uñas adquieren un tono azul intenso (cianosis), tiene un ritmo cardíaco rápido, se siente desorientado o tiene problemas para concentrarse, obtenga asistencia médica de urgencia de inmediato.


Información clave sobre la influenza

El virus de la influenza infecta a la nariz, la garganta y, en determinadas circunstancias, a los pulmones para producir la influenza, una infección respiratoria contagiosa. Este virus puede causar enfermedades de leves a graves, y ocasionalmente provoca víctimas mortales. Vacunarse anualmente contra la influenza es la forma más eficaz de evitarla. 


Signos y síntomas

La influenza puede provocar una enfermedad leve o grave, y en ocasiones puede provocar la muerte. Los síntomas de la influenza suelen aparecer de forma repentina. 

  • Fiebre* o escalofríos.
  • Tos, dolor de garganta y congestión o secreción nasal 
  • Dolores de cabeza, dolores corporales o ambos.
  • Cansancio.
  • Los vómitos y la diarrea son frecuentes en algunas personas, pero más en los niños que en los adultos. 

* Es fundamental recordar que no todas las personas que tienen influenza presentan fiebre. 

Contagio

La mayoría de los profesionales médicos están de acuerdo en que la tos, los estornudos y las conversaciones con los enfermos de influenza pueden transmitir este virus. Las personas que se encuentran en la zona pueden recibir estas gotitas en la boca o la nariz. En raras ocasiones, si una persona entra en contacto con una superficie u objeto contaminado con el virus de la influenza y luego se toca la boca, la nariz o los ojos, puede contraer esta enfermedad.


Periodo de brote del virus 

Tanto cuando no tiene síntomas como cuando está enfermo, puede contagiar a otra persona. 

  • En los primeros 3 ó 4 días tras el comienzo de la enfermedad, las personas con influenza son más contagiosas. 
  • Los adultos generalmente sanos pueden contagiar la enfermedad a otras personas desde un día antes de que aparezcan los síntomas y hasta cinco o siete días después. 
  • Algunas personas pueden ser infecciosas durante más tiempo que otras, especialmente los niños y las personas con sistemas inmunitarios comprometidos.

Inicio de los síntomas 

El tiempo que transcurre entre la exposición y la infección por el virus de la influenza y el inicio de los síntomas suele ser de dos días, aunque puede oscilar entre uno y cuatro días. 

Detección 

Basándose únicamente en los síntomas, puede ser muy difícil distinguir la influenza de otras enfermedades respiratorias virales o bacterianas.

¿Cómo evitar la influenza estacional?

El paso más crucial e inicial para evitar la influenza es vacunarse anualmente. Se ha demostrado que vacunarse contra esta enfermedad disminuye la posibilidad de desarrollar complicaciones gripales importantes, que pueden provocar la hospitalización o incluso la muerte. Para ayudar a frenar la propagación de los gérmenes que causan enfermedades respiratorias, se sugiere tomar medidas preventivas comunes, tales como evitar a las personas enfermas, cubrirse al toser y estornudar, y lavarse las manos con frecuencia.